La exposición «Ignacia» concluye con un éxito rotundo

  • La artista Greta Ramos y la comisaria Clara Culiáñez, están detrás de la exposición
  • El centro expositivo Cúmul, abierto hace un año, nunca había tenido tanta afluencia

Ayer concluía la exposición “Ignacia” en el centro expositivo Cúmul, de la calle Conde Noroña. El homenaje de la joven artista multidisciplinar Greta Ramos, a su abuela Ignacia, acababa con muy buen sabor de boca tras recibir a más de 600 visitantes desde que abrió sus puestas. Un éxito para un espacio dedicado al arte colectivo que se inauguró tan solo hace un año.

“Ignacia”, era el nombre de la abuela de Greta Ramos. Desde que esta artista de apenas 23 años visitó Prados de Armijo, la aldea en la que nacieron sus abuelos, sintió el deseo de ahondar en la historia silenciada de las mujeres de su familia. Una historia que pasa desapercibida por su cotidianidad. Greta Ramos quiere recordar con esta exposición a todas las madres, tías y abuelas que se han sacrificado para que sus familias saliesen adelante. Esta exposición, es un repaso por la memoria histórica de las mujeres que no aparece en los libros.

Greta Ramos junto a una de las obras de «Ignacia» – Arista

Greta Ramos inició el proyecto sin ninguna intención artística. Quería conocer las vidas de sus abuelos, Ignacia y Salvador, desde la posguerra hasta su vejez. Al viajar a Prados de Armijo, pudo hablar con las hermanas de su abuela y descubrió que la historia que contaban ellas, era muy diferente a la que ella había escuchado siempre: “Ahora ellas ya no temen hablar, porque sus maridos han fallecido, y sienten un espacio de libertad. Estas mujeres me contaron cosas que creo que mi abuela no se hubiese atrevido a contarme”, comenta Greta durante la entrevista. A través de focalizar su interés en la vida de su abuela Ignacia, la artista ilustra las experiencias de toda una generación de mujeres olvidadas.

La exposición, simula un mapa en el que el espectador indaga en la vida de Ignacia. Va siguiendo los grabados, murales a grafito, cuadros y fotografías que componen la muestra. Para hacer esta historia más visual, la artista ha instalado en las paredes de la exposición objetos personales de sus abuelos, como maletas, que acompañan al viajero a través de este viaje por la historia. También ha colocado herramientas de campo y la vieja máquina de escribir que encontró en la casa familiar durante su investigación. “Ignacia”, además, se completa con una pieza audiovisual en la que han participado la fotógrafa Paula Lorenzino, y el videográfo y compositor musical Adrián del Barro. “Este es un espacio de arte colectivo, y la exposición ha resultado también una experiencia colectiva. Mis compañeros me han ayudado en ella. Todo lo que se expone aquí son narrativas reales y cuestiones referentes a mujeres que quedan olvidadas. Las personas que hemos trabajado en ella, y los visitantes, pueden sentirse muy identificados con lo que quiero transmitir”, explica Greta.

Con los elementos decorativos y las obras, el resultado de la exposición es: “Un desahogo para las mujeres. Aunque las mujeres hayamos avanzado, seguimos luchando para posicionarnos como valiosas. El testimonio de mis tías me ha servido para contar estas desigualdades desde mi punto de vista”, cuenta la artista. Fueron sus tías, Greta, Águeda y Ángela, las que narraron la falta de oportunidades que sufrieron por el hecho de ser mujeres, sus matrimonios tempranos, y las actitudes machistas que las acompañaron durante toda su vida. Ahora, la intención de Greta Ramos es crear un debate público, que surge de las experiencias personales que las mujeres de la familia.

Cúmul, se configura tras esta exposición como un espacio expositivo a tener en cuenta y una alternativa a los museos de la ciudad de Castellón. Aún con las restricciones sanitarias, más de 600 personas han visitado por turnos sus instalaciones durante el tiempo que “Ignacia” ha estado entre sus paredes. Todo un éxito, según la creadora Greta Ramos y la comisaria Clara Culiáñez. Además de la gran afluencia de gente y el interés de la prensa local de Castellón, ambas han recibido propuestas para llevar la exposición a colegios e institutos.

La creadora Greta Ramos, y el resto de la asamblea que conforma Cúmul, se sienten profundamente comprometidos con la lucha contra la desigualdad de género. Aunque la exposición ha echado ya el cierre, la artista sigue trabajando en nuevos proyectos ligados a la perspectiva de género, y no descarta llevar la exposición a otros espacios. Esto, no es una despedida. “Ignacia” solo dice, hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *