«La mirada inmóvil. Ventanas y ecos» de Geles Mit habla del camino del dolor hacia la libertad

  • La autora sufrió una dolorosa lesión en el hombro que fue la inspiración para realizar este proyecto

La artista castellonense Geles Mit presenta su última exposición fotográfica en la Sala San Miguel de Castellón de la Plana, que podrá visitarse hasta el 30 de julio. “La mirada inmóvil. Ventanas y ecos” incluye, además de dos series fotográficas, un libro que recoge las emociones de la creadora durante la evolución del proyecto. Geles Mit, es Doctora en Bellas Artes y profesora de la facultad de Bellas Artes de San Carlos de Madrid. Es también diseñadora gráfica, fotógrafa y escritora, aunque según explica ella: “No soy nada, soy un ser humano conectando extremos de una misma línea”.

Es este trabajo, explora el contraste entre el observador pasivo y el activo; la oscuridad y la luz. La creadora vincula la oscuridad a la serie de fotografías llamada “Gélida”, en la que aparecen imágenes de grandes icebergs y explosiones como metáfora de cómo el observador se queda congelado, detenido en el tiempo por algún suceso inesperado. Son imágenes que según Geles Mit, se observan de manera pasiva e involuntaria. Se trata de esa “mirada inmóvil” que da nombre a la exposición.

Por otra parte, la luz y la observación activa se vinculan a las “Ventanas y ecos”. Para ello Geles Mit ha seleccionado varias fotografías tomadas desde ventanas de diferentes países como la India, Italia, Cuba o España. Aquí, ese observador escoge qué mirar, y disfruta del paisaje de manera consciente. “Temas como el paisaje o la memoria sirven como ejes de reflexión para la observación que reconstruye el paisaje al contemplarlo y ofrece una visión espiritual de cuanto nos rodea”, explica la creadora durante la entrevista.

El fotolibro que se encuentra en la exposición, recoge estas dos caras de la moneda y se configura como una narración muy personal por parte de la autora. Geles Mit sufrió una lesión en 2019 llamada “hombro congelado” que le provocó mucho dolor y un largo periodo de inmovilidad. Estando en este estado, cuenta que: “Nunca piensas en lo que te puede ocurrir, pero me di cuenta de que podía cambiarlo todo”. El libro recoge sus pensamientos mediante fotografías, textos breves y recursos gráficos e incluye un texto de la periodista y escritora Rosa Olivares.

El fotolibro de Geles Mit en la exposición – Arista

No es la primera vez que Geles Mit estudia en sus obras la relación entre imagen y texto. En proyectos anteriores como “Celebraciones. Expresión y palabra” o “El turista del tiempo”, ya incluía las palabras y la tipografía dentro de las mismas fotografías. La fotógrafa hace que el espectador recorra sus mismos pensamientos, pero dejan que este configure el significado final de la obra por él mismo. Con este proyecto en concreto, el camino lleva a la autora y a quién observa, de la inmovilidad a la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *